martes, febrero 21, 2006

Cosas que nos marcaron en los 80 ( o ROB! ya tenía parte de su trabajo hecho)

La generación de los que ahora somos treintañeros nunca ha tenido una existencia facil.
Llegamos demasiado pronto para poder disfrutar de las videoconsolas con inocencia infantil ( si, a vosotros os lo digo, mal que os pese) pero demasiado tarde para tener radiocassettes de doble platina para grabar a los Stones en su apogeo de la década anterior.
Para colmo, a los que en los 90 eramos aficionados a los tebeos, los "jotartist" terminaron de rematarnos.
Pero hay que reconocer que parte de su trabajo, como más arriba titulo, ya estaba hecho.
Eramos víctimas de un frikismo galopante, lo que pasa que por aquel entonces simplemente no lo sabíamos.
¿Que cuales fueron esas cosas que nos llevaron a donde ahora estamos?. Aquí va una pequeña muestra.




EL CUBO DE RUBIK
.
El pasatiempo para grandes y menores tenía por objetivo estimular la inteligencia preferiblemente de estos últimos. Uno de los últimos objetos de entretenimiento no enchufables a la red eléctria causó furor en todo el mundo.
Los más terminamos hasta las narices del dichoso cubito de marras, tras pasar varias horas dandole vueltas, para terminar, como mucho, intentando abrirle las tripas para ver como coño se podía girar los dados de colores que lo conformaban.
En tu clase siempre había un espabilado que, tarde o temprano, lo hacía, pero pedirle que te explicase como lo había conseguido, o que lo repitiese, estaba más alla del alcance de ese pequeño genio.
En el colmo de la cutrez, hubo cubos de Rubik que, en vez de traer las caras pintadas, train pegatinas en cada cubito, con lo que la solición lógica y rápida estaba en mano de todos.



OPERACIÓN.
Nada mejor, según los creativos de MB Juegos, que distraer a los tiernos infantes con jocosas y estruendosas autopsias ( ¿o debería decir vivisecciones? ).
Tratar de enseñar anatomía con términos como: "El caballo renqueante", "El hueso de la risa" o "La costilla de Adán" tal vez fuesen los precursores de la calidad de nuestra sanidad actual.
Hago un llamamiento desde aquí a los Servicios de Atención al Paciente para que cosas como esta no vuelvan a estar en las jugueterias.



EL BARCO PIRATA DE PLAYMOBIL.
Máximo exponente de los clicks. El barco pirata es de los pocos que siguen en vigor hoy en dia. Muñequitos de 6 cm de altura disfrazados en plan Locomía garantizaban horas y horas de diversión en la bañera de tu casa o la alberca de tu pueblo.
Por fortuna, y dado que estos rudos aventureros se pasaban grandes temporadas sin tocar tierra firme, en el lote no se incluía ninguna "clikca", evitando así morbosas inclinaciones en la pubertad, que uno era inocente, pero no tanto. NOTA: nunca he utilizado el término "clack" que mas tarde trataron de imponernos desde la casa juguetera, de sobra es sabido que clikca es a clic como hulka es a hulk.




WALKIE-TALKIE.

Pasemos a algo más tecnológico, a algo realmente futurista. Los walkies. Solía ser un regalo ansiado, por lo caro que era y lo pocos que lo tenían, supongo. Así que normalmente te lo regalaba tu tio solterón y forrado de pasta.
¡¡ Eso si era futurista!!. Tendría por lo menos un alcance de unos... mmmm...¡¡¡200 metros!!! ¡¡¡ o más !!!. Que divertido, que apasionante, meterte detras de un muro para pasarse dos horas hablando con tus amigos que estaban al otro lado.
Las antenas, plegables, solían durar poco, al igual que las pilas, lo que terminaba relegándolos al ostracismo y , nosotros, volviendo al berrearnos , como dios manda.




EL CHANDAL.

A finales del siglo XIX, y buscando una solución para los mineros del oeste americano, el señor Levi Strauss diseñó una prenda de gran resistencia, aprovechando unas telas excedentes de un lote de Nimes, Francia, y apareciendo el concepto de pantalón vaquero.
Mr Chandal , de origen desconocido y procedencia de su género dudosa, dio a luz al conjunto de vestimenta más revolucionario y que más problemas solucionó a las madres de familia de la década de los 80: el chandal.
¿Que te vas al cole?. De chandal.
¿A jugar un rato con los amigos?. Ponte el chandal.
¿Un fin de semana en el campo?. Chandal, que es muy comodo.
Y si, fue un gran invento: comodo, ligero, práctico y... además a tu progenitora no le importaba tanto si volvías con él a casa hecho un cristo.
Más tarde, un tal Tactel prostituyó el invento, pero ese ya es otro tema.



LOS CHINOS DE LA SUERTE.
Un púber, por muy púber que sea, también tiene sus necesidades estéticas. Y de la mano del gran Narciso Ibañez Serrador y una campaña publicitaria que para si la quisiera una compañía de telefonía movil de las de ahora, todos babeamos por ir al cole con al menos media docena de trocitos redondos y pintarrajeados de madera colgando de nuestra muñeca.
Por lo visto cada uno de ellos tenía su significado y nos traía suerte en una determinada faceta vital, como muy bien nos explicava Kim los viernes por la noche.
Adorno elegante, a la vez que útil, como todo lo de los 80.




LAS CALCAMONIAS.

Pero en tercero de EGB uno ya tiene su parte macarra, su lado oscuro.
Si quieres que todos sepan que eres el chulo del recreo, tienes que demostrarlo.
Los presidiarios se tatuan varios puntos debajo del pulgar con una jeringuilla usada y un bolígrafo Bic.
Nosotros, y tras unos cuantos escupitajos para que la cosa qedase en condiciones, nos poníamos a Papá Pitufo o Ulises 31 en el antebrazo o el hombro.
Como nuestra preocupación por la higiene no era mucha, la cosa solía durar bastante tiempo, aunque cuando las calcos, procedentes de los Phoskitos o los Tigretones, empezaban a degenerar, a uno le quedaba una pinta de tiñoso que no veas.
Cancer de piel en un futuro prácticamente garantizado para toda una generación.



PARCHIS.
Y cerremos con algo de música, en este caso, el ¿grupo? ¿infantil? Parchís.
"Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te desean tus amigos de parchis" rezaba una letra de sus canciones. Y tiene cojones que ya por entonces nos parecía ñoño. Hasta tres o cuatro películas llegaron a protagonizar.
Pero, en el fondo, ¿ a quién no le hubiese gustado ser un lider chulesco en su pandilla como el cantante de aquel conjunto?.
El trauma vino despues cuando, casi sin paradas intermedias, algunos pasamos de aquellas canciones a los discos de Slayer o Accept. Así estamos.

Pues, como veis, no somos fruto de un día, si no de una elaborada conspiración que nos llevó a convertir en ídolos de masas a señores que siliconaron a un héroe nacional símbolo del sueño americano.
Y es que, plagiando a Manuel Leguineche en su obra sobre la II Guerra Mundial, nuestra infancia fueron "Los años de la infamia".

13 Comments:

At 9:06 a. m., Blogger Sergio Holmes said...

Redivivo, casi me has hecho saltar las lágrimas de nostalgia... añado unos cuantos fetiches ochenteros más:

-El Blandiblup, esa especie de moco de elefante que servía, básicamente, para manosearlo y dar asco a las madres.

-La mano loca, una mano de goma que se pegaba a todo, y que servía para hacer el indio durante un par de días (después, la mierda que se le había pegado la dejaba inservible)

-Los chupetes... sí, hubo todo un verano en el que la gente se colgaba chupetes de plástico en el cuello, no sé muy bien por qué...

- Los "veo-veo"; los daban con los Phoskitos y eran como fideos gordos que brillaban en la oscuridad. También los vendían por la calle en las ferias, y decían que provocaban cáncer: finalmente, tan mala prensa acabó por desterrarlos...

- El "escubidú": tres tiras de plástico, mucho tiempo para trenzar y hasta donde llegara la imaginación (básicamente, se quedaba en una pulsera...).

Y hasta aquí alcanza ahora mismo mi memoria. ¿Alguien da más?

 
At 11:32 a. m., Blogger El Tete said...

Ños, acabo de rejuvencer 20 años...

¿Qué ha sido de mi infancia? ¡Quiero recuperarla!

 
At 11:39 a. m., Blogger Vampiresa said...

Vale, buf.. que recuerdos..

Recuerdo haber jugado horas y horas al "operacion" en casa de mi amiga Dori. (A mi madre la ponía los nervios de punta pero por jugar un Operacion a mi me daba igual que la casa fuese una chabola en lo peorcito de Burgos, que mi amiga fuese hija de uno de los mayores capos gitanos de la ciudad, que tuviera cinco años mas que yo y estuviera aun en mi curso o que al año siguiente se quedara embarazada... bueno, eso si me importó por que no volvio a invitarme... sinf...)

En cuanto al cubo de Rubick... ains... yo tenía el de pegatinas. obviamente despues de mover todas las caras me le quedé mirando y quité todas las pegatinas. A partir de ahi todo fue mucho mas divertido.

El barco pirata de los playmobil nunca lo consegui. igual que el fuerte apache o como se llame...es mi frustracion infantil. En un arranque de genialidad mis padres me regalaron los cliks de "hospital de Urgencias". Supongo que trataban de resarcirme de no haber tenido nunca el Operacion... y si, ese tenía cliks, clickas, y clickitos... yo jugaba a poner los trajes de doctor a los pequeños y operar a los adultos... ja ja ja Luego los desmontaba... y bueno, basicamente luego entraba la parte de llorar y que mi padre los tuviera que pegar con superglue... Hoy los supervivientes son dignos componentes del belen navideño...

Las otras cosas no me entusiasmaban demasiado. Yo no podia ir en chandall por que tenia que llevar un estupido uniforme con faldita y calcetines blancos, ni tampoco me interesaron jamas los walkies (mi hermano tuvo unos y duraron exactamente una hora...) y las calcomanías... bueno, las mejores eran las de la abeja maya, pero yo las pegaba en el frigorifico y en los cristales del coche...

Lo unico que me ha tocado la fibra es lo del blandiblub... que gozada... eso, las manos locas, las pelotas locas esas que botaban y no habia quien las cogiera, y mi coleccion de cromos de la pandilla basura... sinf... si. que recuerdos..

 
At 12:16 p. m., Anonymous Ternin said...

Tío, has removido mis recuerdos. Esto merece una lagrimilla por los chinos de la suerte del puto 1,2,3, los GI joes, el castillo de Greyskull y todas esas cosas que se han perdido en el torbellino del tiempo.

 
At 2:12 p. m., Blogger IvánN Díaz said...

te faltan, como dice Ternin, los GI Joes, los Masters, los cromos de Panini, los chupetes!!! LOS PINs!!!!!! (esto último fue culpa de la Leti Sabater), las zapatillas de tela blanca de Emilio Aragón...

Y hasta corre el rumor de que, en esos años, DC sepublicaba barato!!! :P

 
At 7:21 p. m., Blogger Redivivo said...

Joer, es que si nos ponemos a enumerar toda la quincalla infantil, la mayoría probablemente con un alto contenido de componentes tóxicos, es que veo un futuro totalmente tumoral.
Cuanto irresponsable!!!

 
At 8:12 p. m., Blogger juan p said...

Parchis...aghhh...el horror...el horror..
fantástica galería de juguetes ¿aún los conservas todos o has hecho las fotos en un Museo de los Horrores?
Por cierto, el Monopatín ¿no lo llegaste a pillar?
Yo lo intenté creo que dos veces y a la tercera olvidé ese juguete demoniaco.
Otra cosa:lo bonito de ser padre,ahora, es que por fin,por fin, puedes tener en casa el Barco Pirata de los cliks (o de los Airgam-Boys) y montarlo tú solito...

P.D. Todavía tengo pendiente el maniático encarguito tuyo. En cuanto tenga un rato me pongo...

 
At 10:46 p. m., Blogger Myca Vykos said...

Joer... No voy a hacer comentarios.

Bueno, sí, qué coño, como buen treintañero afectado por el post.

¿Alguien sabe qué fue de los de Parchís? ¿Y sabe ese alguien si la tía se ha puesto buena o es una gorda mocha?

Detalle: uno de los objetos más frikis que han pasado por mi casa era un vinilo de Parchís. Pero no era redondo, no. Era octogonal.

Entre eso y el vinilo blanco de La Hormigonera Asesina de Los Nikis ya está la memoria alterada.

Hala, a cargar en el mp3 el disco de Phantom Blue, algo de Europe y el Slide It In de Whitesnake.

Que los 80 también tuvieron cosas buenas, nenes. Casi todo, de hecho. Aunque Vampi diga que es sólo nostalgia.

 
At 1:03 p. m., Blogger El Tete said...

El Tino perdió un brazo en un accidente de coche, creo recordar.

 
At 4:53 p. m., Blogger vomiton said...

yo estoy a caballo entre los 80 y 90. O sea tenoo un recuerdo confuso entre Cajón desastre y las Mamachicho.
Pero si recuerdo muchas cosas de las que dises!!!quina nustalgia

 
At 3:59 p. m., Anonymous Anónimo said...

What a great site
watch tenns squirk free Video game timer control kids parental tv bentley continental gt gallery Zocor lawsuite Mare penis testicles slid Forced to watch naked

 
At 2:34 a. m., Anonymous Anónimo said...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! Buying tadalafil from asia Gas cooktops low simmer Rc10gt hopups hardcore racing Acne grade 1 meridia Bath cleaning jacuzzi tub oxycontin and prostitution Culinary art schools in mlwaukee

 
At 5:11 p. m., Anonymous Anónimo said...

donde podria encontrar un chino de la suerte?...... aun debo tener ropa de los 80, por no hablar de casettes grabados de los 40 y de la tv, del programa de nochevieja de la primera.....joe, q viejos somos ya.... ahora, lo felices q eramos..... q nos quiten lo bailao

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home