martes, diciembre 06, 2005

Expocomic Saga. Libro 2. ( o No mempujes que estoy mu loco!!!).



Ya estábamos dentro.
¡Por fín, después de pasarme el último mes pensando en ello había puesto lo pies en Expocomic!.
Y nada más entrar, mi mayor duda, mi mayor temor, se había disipado.
El motivo principal para que yo acudiese a Madrid era el poder conseguir los comics que ya me resultaba muy difícil encontrar por otro medio.
Había oido que en este salón existía gran cantidad de material antiguo y/o atrasado, pero, curiosamente para mi, no era de lo que más se hablaba. Como se nota que a la mayoría no os faltan tantos tebeos como a mi….
Lo primero que vi una vez dentro fueron cajas repletas de tebeos entre los que yo vislumbraba ya el fin de mis penas como coleccionista.
Pero vayamos por partes.
Nada más entrar nos quedamos un poco como en estado de confusión.
-Estooo….mmmm ¿que de cosas, no?.
-Estooo…. pues si…
-¿Por donde empezamos?.
Decidimos (bueno, lo decido yo, que pa eso soy el que manda y el que sabe de comics, coño ya!!!) que lo mejor, y ya que hay poca gente es dar una vuelta general, para ver todo el panorama, orientarse y no lanzarse sobre el stand de la primera librería que tenemos delante.
Otra prioridad: buscar los baños. Las cuatro horas de viaje han puesto a prueba el límite de una vejiga humana y no es plan.
Y por último, se inicia uno de los subargumentos más apasionantes de esta saga: ¿quién llevará la mochila?.
No, no, la discusión no es cosa baladí, ojo.
Yo no puedo llevarla OBVIAMENTE. Tengo que internarme entre la gente hasta alcanzar los expositores de los tebeos (bueno, que coño expositores, las cajas de cartón, que todo hay que decirlo) a la vez que voy seleccionando las compras, repasando la lista, tachando números, preguntando por cosas que no veo, etc.

Es decir, una tarea colosal que uno no puede afrontar con la limitación de condiciones físicas que supone cargar con un peso constante a sus espaldas.
Decido entonces, en un alarde democrático, que sea mi hermano quien lleve dicha mochila. No le doy tiempo a discutir, pues ya me he adentrado entre el laberinto de stands y no hay cristo que me pille.
Que esa es otra…
Somos tres y ,al principio, vamos juntitos, parando delante de todo lo que vemos. Pero esto no dura mucho. Apenas hemos avanzado un poco y cada uno ya está a su puta bola.
Y encima, como todo nos parece insólito, en cuanto vemos cualquier chorrada, salimos como tiros en busca de los demás para contárselo y que alucine. Resultado: cada uno en una esquina y para recomponer la situación no nos queda otra que tirar de móvil.
Esta vez si, y por unanimidad, concluimos que es mejor que cada uno vaya a su aire, o nos volveremos locos. Menos mal que todavía son las 10.30 de la mañana y no hay apenas nadie.
NOTA: todavía no hemos encontrado el baño. Tengo que admitir que a mi personalmente se me había hasta olvidado las ganas de mear, pero mi primo empieza a tomar una alarmante coloración amarillenta y no creo que se hambre precisamente.
Tras un rato de vagabundeo ya me he hecho una composición de lugar. Mi primera conclusión es que el sitio no es demasiado grande, aunque también es verdad que es lo mayor que yo había visto nunca en materia de comics, pero bueno, es que yo no había visto nada.
Veo el escenario, huérfano de momento, así como la sala de proyecciones y presentaciones, que me parece bastante… impresentable para un acto de este tipo.
Las muestras/exposiciones quedan localizadas en el pasillo de arriba y decido dejar esto para el final.
No puedo contenerme más. Yo allí hiba a lo que hiba, seamos sinceros.
Vuelvo a la puerta, por la que poco ya va llegando bastante gente y se ha congregado un grupo de ellos disfrazados. Mi hermano les saca fotos y yo le pregunto: ¿te pesa la mochila?.

-No, no, total, esta vacia…. (Criatura…).
Es el momento de sacar la lista del bolsillo del pantalón y dirigirme al primer puesto de una librería. Son tres folios y, tengo que reconocer que mira que vi gente con listas, pero ninguna tan extensa o aparatosa.
Es entonces cuando empieza el asunto con toda seriedad.
Encuentro de todo y con rapidez y me digo: quieto, que te vas a dar mucha prisa y luego te aburres!!.
Pero no me puedo contener. Mis tres folios de faltas poco a poco se llenan de tachones y anotaciones, entre ellas cosas que me estoy comprando y no estaban dentro de lo previsto.
Y los precios, tengo que reconocer que normales, al menos a mi me lo parecieron.
Solo en una librería intentaron creo que “clavarme” y para colmo el librero, aparte de intentar ligarse a la dependienta, me imagino que contratada específicamente para la ocasión, era un personaje bastante maleducado. Desde el principio me escamó este vendedor, que era de los pocos que no tenía puesto en sus comics el precio de antemano y que, por lo que yo observé, se los inventaba a medida que la gente preguntaba.
A mi intentó cobrarme casi cuatro veces más de lo que estaban haciendo por el mismo material unos metros más allá, lo que me parece pasarse tres pueblos.



Sin embargo, en otra librería de la que aquí tengo que hacer mención y en la cual compré una gran cantidad de tebeos , COMICS JULIÁN, fue todo lo contrario. Incluso me hicieron un suculento descuento en función de la gran cantidad de cosas que habia pillado.
Es en este momento donde se retoma el tema de la mochila, que se complica y lia más, cual argumento de Lobdell en los 90.
La cosa ya empieza a pesar, y, como además le hemos añadido nuestras chaquetas, pues allí el calor no hay dios que lo aguante, encima es de lo más aparatosa.
Por segunda vez se demuestra que no son mis malas artes lo que hace que la lleve mi hermano, si no la lógica y la razon dignas del mas puro enciclopedismo.
¿Cómo voy yo a meterme con “eso” a mis espaldas cuando tengo que ponerme de lado para llegar a los mostradores?.
A eso de las 12 ya casi todas mis compras, realizadas a un ritmo frenético, están concluidas.
Definitivamente, nos hemos escindido y mi hermano y mi primo me llaman al móvil: están en la cafeteria (del mismo nivel que la sala de proyecciones). Se han ido a mear y comer algo.
Me doy cuenta entonces de que ese dolor en el vientre no solo eran los nervios y la emoción por haber encontrado el número uno de Los Nuevos Mutantes.
Era que no había vuelto a recordar que tenía que ir al baño….

Continuará…

8 Comments:

At 12:12 a. m., Blogger IvánN Díaz said...

El número #1 de los nuevos mutantes!!! I HATE YOU!!! :P

TERCERA PARTE DE LA SAGA DE DARK REDIVIVO OSCURO EN LA EXPOFRIKI YAAAAAAAAAA!!!!

Por cierto, muy bueno el subargumento de la mochila... Tenías que haber llevado a Pocholo, hombre! Y el subargumento del librero malo GENIAL! Y estoy deseando que cuentes el momentazo "baño"... qué intriga, por diso, qué intriga!!!!!! ¿Por dentro, por fuera, apuntando, sin apuntar????

Esto es mejor que el trailer de XMEN 3!!! :P

PD: Lista de compras YA!!! Que quiero curiosear lo que te compraste ;)

 
At 12:34 a. m., Blogger juan p said...

Me uno a la propuesta de ivann.
Magnífica la foto de la mochila y tu hermano debajo.....

 
At 9:10 a. m., Blogger Sergio Holmes said...

Por cierto, que yo coincidí con el dependiente de Comics Julian en la cola de firmas de Steve Rude (un señor algo mayor, muy simpático), y nos pasamos casi media hora hablando en catalán (no veas como nos miraban los de alrededor!).
Ah, y creo recordar que en el mismo stand atendía una jovencita bastante aceptable.

 
At 11:15 a. m., Blogger Juez_Dredd said...

Yo tb compre en comic Julian: Hulka 1 y 2. Y cada vez que me acercaba charlaba con el librero. Gente maja donde las haya!

Por cierto, tambien sufri el stand del hombrecillo ese que les ponia precio tirando un dado de rol, y a la dependienta que tu dices que no sabes si trabaja alli la conozco yo tb (iba conmigo a clase), y te aseguro que trabaja alli, si t sirve de consuelo...

 
At 7:59 p. m., Anonymous Trotty said...

EL poder de la razon ... Ya sabía yo q tenía q haber alguna buena razon para q tu hermano cargara con todo xD

 
At 8:37 p. m., Blogger Redivivo said...

Iván, lo ocurrido en mignitorium vamos a darlo por ... sobreentendido. Además, no hay documento grafico.
A ver si mañana pongo la siguiente entrega del serial, que falta LO MEJOR.
Los de Comics Julian, super agradables Sergio, bueno de echo ya os lo comenté cuando nos vimos.
Y si, la dependienta era muy mona, todo hay que decirlo, jejeje.
Y la librería que me pareció "chunga", al menos su librero y el trato hacia los demás, hablando claro, fue OZZYMANDIAS. Uno no espera que habiendo gente y demás la cosa sea personalizada, pero vamos... de ahí a lo que se vi en los diez minutos que aguanté delante, hay un trecho.
Por cierto!!!!. Basta ya de decir que soy un esclavista con mi hermano, coñoooo!!.
Si al final , hasta le di de comer y todo.
Si es que no se puede ser bueno....

 
At 8:12 p. m., Blogger IvánN Díaz said...

queremos la tercera parte de la Saga Dark Redivivo Oscuro Dónde está la mochila YAAAAAAAAAAA!!!

** Sí, excusa barata para decir que he tunneado mi blog **

 
At 6:18 p. m., Anonymous Anónimo said...

El autor del blog comenta que los empleados de Comics Julian son atentos y simpaticos, yo eso no lo discuto pero lo que si puedo afirmar por mi propia experiencia que son unos H de P estafadores y me explico:

Hace unos diez dias les adquiri en Ebay un tomo cuyo importe era o es 22.20 Euros, pague de inmediato bajando a la sucursal y haciendo un ingreso puesto que estos estafadores no admiten Paypal.

Desde entonces están desaparecidos en combate y no responden ningun mail.

Evidentemente tomare las medidas oportunas.

Un saludo a todos y disculpad que me desaogue aquí.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home