lunes, diciembre 26, 2005

Cuando la parca me lleve.



A mi en estas fechas me da por pensar en temas asi deprimentes y macabrillos.
No, no es la típica depresión navideña, o igual si, vaya usted a saber, pero con lo de los propósitos nuevos para el año próximo, a uno parece que le da como por pensar en otro tipo de proyectos.
Al asunto, que divago.
Un coleccionista de comics, si lo es a lo largo de toda su vida, y teniendo en cuenta la esperanza media de esta hoy en dia y que probablemente siga aumentando, puede acumular una ingente cantidad de tebeos.
De echo, parece que es la preocupación de muchos de nosotros, el espacio que estos nos ocupan.
Durante nuestra existencia los mimamos, les damos un lugar de privilegio, eso si, cuando se puede o cuando nos dejan, en nuestro hogar, además de protegerlos de los efectos del tiempo como uno se protege a si mismo cuidando su salud.
Pero llega el dia (si, también a vosotros) en que todo termina.
El lector de historietas ve la luz al final del tunel y corre hacia ella, mientras por su mente pasa su vida como si de una película se tratase: el dia que consiguió el número de X-Men que le faltaba o cuando logró que Claremont le firmara el tebeo de la muerte de Fénix.
Todo se ha terminado.
Y aquí viene mi duda.

En todas las civilizaciones hay una serie de ritos funerarios establecidos, asentados mediante religiones, supersticiones ( que para mi es lo mismo, todo hay que decirlo) o simples costumbres.
Una de ellas es la de prepararse para lo que pueda haber en el "más allá", porque como todavía no ha vuelto nadie para contárnoslo, la duda, bien que nos joda, reconcome lo suyo.
Los faraones egipcios eran enterrados con joyas, alimentos e incluso con sus esclavos , para asegurarse de esta forma una buena vida despues de la estupenda que ya se habían pegado.
En China, se construían ejércitos de figuras de arcilla, para dar a los todopoderosos señores de la guerra una hueste digna de seguir a sus órdenes una vez finados.
Y en occidente, una de nuestras mayores preocupaciones, por aquello de lo materialistas que somos, es dejar atado y bien atado ( y si no que se lo digan a alguno) lo que va a suceder con nuestras posesiones materiales.
Y, ya era hora direis, ahí está mi incertidumbre.
¿ A quien le vais a dejar vuestra macro-mega colección de tebeos el dia que llegue el desgraciado desenlace?.
Dudoso es que lleguemos a tener un cónyugue que sepa apreciar semejante legado, raros son los casos en que esto puede suceder.
Los hijos, ya es más posible que si continúen tu propia aficción, pero... ¿y si son de los que ni se leen las etiquetas de los champús cuando estan en el baño haciendo aguas mayores?.
Del resto de la familia, mejor ni hablar, pues lo primeron que van a pensar una vez hayamos palmado es "por fin nos vamos a tener sitio para un armario en condiciones".
Donar la colección a una biblioteca, y visto el concepto que hacia esta forma de arte tienen estas instituciones públicas es tanto como hablar claramente de un posible reciclaje en forma de pasta de papel.

Además, y volviendo a las costumbres funerarias ¿quien nos dice que, para poder seguir siendo un friki de abolengo no necesitaremos acreditarlo en el limbo, mostrando para ello nuestra suculenta colección?.
Cabe otra opción: dejar declarada ante notario nuestra más firme voluntad de que, a la vez que nuestros restos mortales, sean sepultados o incinerados con nosotros todos nuestros tebeos.
No es mala forma de despedirse del mundo: una pira funeraria compuesta por limited series, prestigios y novelas gráficas. Inconveniente: el actual papel arde fatal, con lo cual si, imitando a Ghandi, escogemos esta modalidad, la cosa puede presentar dificultades.
En fin, ya veis que chorradas se me pasan por la cabeza.
Pero... pensadlo....¿ que va a ser de ELLOS cuando vosotros ya no esteis?.

14 Comments:

At 12:43 a. m., Blogger IvánN Díaz said...

yo quiero que me incineren junto a mis cómics y la versión impresa de mis blogs y foros. Luego que me echen en la cima del Teide, para que crezca unas cuantas decenas de metros más...

Y que, mientras tanto, se tiren petardos y fuegos artificiales en mi honor. Y que se haga una fiesta con confeti (como si me hubiera venido la regla) y que se loe a ROB y a Claremont!!!

Ave ROB, morituri te salutam!

 
At 8:35 a. m., Blogger Myca Vykos said...

Diso, jamás había pensado en el destino de mis cómics cuando quede finado...

Qué horror. No sé qué hacer. Lo de quemarlos conmigo me parece aberrante, es como cuando incineran viva a la mujer con el cadáver del marido...

Supongo que se puede hacer un megaconcurso nacional para elegir heredero. Que se los lleve el que demuestre ser más friki o algo por el estilo...

 
At 10:19 a. m., Blogger Yota said...

Yo es algo que pienso a menudo, es una putada de tema y me frustro bastante pensando en ello.

 
At 1:40 p. m., Blogger Juez_Dredd said...

Yo soy inmortal, asique no tendre ese problema.

 
At 7:11 p. m., Blogger Fran González said...

Por dios, señor Redivivo, no me sea pesimista...¡Hay que vivir la vida! Cuándo se acabe pues se ha acabado...

 
At 8:12 p. m., Blogger vomiton said...

puess o los doy a una biblioteca o me los como antes de morir

p.d.:mejor se lo dejo a los amiguetessssss

 
At 8:50 p. m., Blogger Osita Punk! said...

A todos nos pasa lo mismo, yo creo que tiene que ver con esto de tener nuevos proyecto, y la realidad es que no hay, eso deprime.

 
At 9:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Seguro que hay alguien que los recogerá con cariño, y cada vez que vea tu tenaz y paciente obra, te admirará más!. Así que no te preocupes Redivivo, y disfruta de lo que te aporta en vida.

c.c.c.c

 
At 9:04 p. m., Anonymous Trotty said...

Herencia herencia ... Se los dejaría mis hijos o algo asi ... Nu se, me parecen una cosa muy valiosa y esperaría q la gente a la q se los diese los disfrutase tanto o mas q ello. Sería una forma de dejar algo detras, no?

 
At 10:05 p. m., Blogger Juez_Dredd said...

Lo mejor va a ser venderlos un poco antes de morir y con los millones q t den vivir tus ultimos dias lujosamente

 
At 8:55 a. m., Blogger Vampiresa said...

Yo creo que me los puedes dejar a mi, en mi biblioteca estaran bien cuidados y calentitos y todas las noches les dare mimos un rato... Si, creo que sera lo mejor... Dejamelos a mi.

;D

 
At 9:24 a. m., Blogger IvánN Díaz said...

la opción de buscarme un vampiro que me haga un friky inmortal también es una solución...

 
At 12:46 p. m., Blogger Redivivo said...

Y yo que pensé que era el único que reparaba en estas cosas!!!!.
Encima por lo que veo ya van saliendo herederos para mi colección.
Buitrones, se que a partir de hoy mirareis las esquelas para acudir como aves de rapiña....

 
At 6:08 p. m., Blogger celtas said...

A mi un tio me regalo sus tebeos de Conan cuando me vio capaz de cuidarlos y disfrutarlos por igual. Cuando me vea en la necesidad de elegirlo, supongo que se los donaría a algun familiar (hermano, hijo, sobrino) o a una biblioteca. Igual con los libros.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home